Primera casa de las Hijas de María Auxiliadora en América

07.02.2019

El 16 de diciembre de 1877 llega al puerto de Montevideo, la Primera Expedición misionera de las Hijas de María Auxiliadora enviadas a América por Don Bosco y Madre Mazzarello, a pedido del Obispo de Montevideo, Monseñor Jacinto Vera. (Haz click en el título para continuar leyendo)

La Bienhechora, señorita Elena Jackson financió los pasajes.

Vienen acompañadas por el Padre Santiago Costamagna y son recibidas paternalmente por el Obispo Diocesano Monseñor Jacinto Vera.

Encabezaba esta expedición la Sor Angela Vallese, quien sería la Directora. Vienen con ella: Sor Teresa Mazzarello, Sor Teresa Gedda, Sor Angela Denergri, Sor Angela Casullo y Sor Juana Borgna.


Después de vivir algunos días en el Convento de la Visitación de las hermanas Salesas de Montevideo, como lo indica la crónica, el 3 de febrero de 1878 se alojaron en una casita cercana a la ubicación final, cedida por el sr. Enrique Fynn, situada en la calle Lezica de Villa Colón. Allí acudían un buen número de niñas al oratorio y las clases.

A fin del año 1879, se trasladaron a la actual manzana de "Lezica" y Niña (Crónica pág. 7,8 y ss)

En 1884 se levantó un espacioso edificio al lado de la primitiva casa comprada. 

La obra de Villa Colón por muchos años fue colegio de Educación Primaria, se cerró en diciembre de 1985, y empezó a funcionar nuevamente como Casa Provincial y Noviciado.

A partir de ese tiempo, se abrió el Oratorio los días sábados, al que asistían niños y adolescentes. Con ellos se formó un centro Juvenil atendido por las novicias, jóvenes animadores y era acompañado por alguna hermana. El Oratorio funcionó hasta el 2007, año en que se fusionó con el oratorio de la Parroquia "María Auxiliadora" del Colegio Pío.

A partir del año 2004 la casa de Villa Colón abre sus puertas, ofreciendo el parque y los salones a los grupos que lo solicitan, para jornadas, retiros, espacios de reflexión y espiritualidad.

También se realiza en esta casa la experiencia del Proyecto de Espiritualidad Misionera (PEM) para hermanas de lengua española y portuguesa y funciona la Unión de Exalumnas,con diversas propuestas a lo largo del año.

Al ser casa central, se realizan diversos encuentros y reuniones con hermanas y laicos de las comunidades educativas de la Provincia, y está abierta para recibir grupos que necesiten un espacio para sus actividades.